Logo Gov.co

Abecé Agua al Barrio

Agua al Barrio es una estrategia del Gobierno Nacional que, por medio del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, busca brindar soluciones de agua potable y saneamiento básico a la población ubicada en asentamientos humanos informales urbanos que actualmente no cuentan con agua las 24 horas del día.

Agua al barrio permite cerrar la brecha de acceso a los servicios públicos a la población vulnerable que se encuentra ubicada en zonas en donde confluyen problemáticas como los menores recursos económicos, el desplazamiento y la exclusión social y económica.

La estrategia se ejecuta por medio de la implementación de esquemas diferenciales temporales que atienden a las dificultades de prestación y a las necesidades particulares de cada barrio.  De esta manera, se avanza progresivamente en el cumplimiento de la meta trazada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que persigue que, en 2030, el 100% de las personas en nuestro país tengan acceso al agua potable, sin importar el territorio en el que se encuentren.

Esta estrategia, y su articulación con alcaldías y prestadores de servicios, obtuvo el Premio Pergamino de Honor, un reconocimiento otorgado por primera vez al Gobierno de Colombia.  Este galardón fue creado por la Organización de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (UNCHS) desde 1989, para alentar y reconocer a los países, gobiernos, organizaciones e individuos que han hecho grandes contribuciones al desarrollo, mejorando la vida urbana, a través de la provisión de viviendas y la atención a los grupos vulnerables y desplazados.

Un esquema diferencial de prestación de los servicios públicos es un conjunto de condiciones técnicas, operativas, jurídicas, sociales y de gestión para permitir el acceso al agua apta para el consumo humano y al saneamiento básico, en un área o zona determinada del suelo urbano, atendiendo a sus condiciones particulares.

El esquema diferencial aplica para la prestación de los servicios públicos de acueducto, alcantarillado y/ o aseo.

La estrategia Agua al Barrio aplica en áreas urbanas de difícil gestión, zonas de difícil acceso y áreas de prestación en las cuales, por condiciones particulares, no puedan alcanzarse los estándares de eficiencia, cobertura y calidad establecidos en la normatividad vigente.

Son aquellas áreas dentro del suelo urbano de un municipio o distrito que reciben un tratamiento de mejoramiento integral en los planes de ordenamiento territorial; o que hayan sido objeto o sean susceptibles de legalización urbanística; en donde no se pueden alcanzar los estándares de eficiencia, cobertura o calidad para la prestación de los servicios públicos en los plazos y condiciones establecidas en la regulación expedida por la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico.

Es un área de prestación en suelo urbano donde no se pueden alcanzar los estándares de eficiencia, cobertura o calidad en los plazos establecidos por la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico. Adicionalmente, esta área debe contar con una población urbana menor a 25.000 habitantes y estar ubicada en Zonas No Interconectadas (ZNI) del sistema eléctrico nacional.

Es el área de prestación de la persona prestadora en suelo urbano de un municipio o distrito que cuenta con una población urbana mayor a 25.000 y hasta 400.000 habitantes y tiene un Índice de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) en cabecera municipal mayor al 30 %. También comprende aquellos municipios que cuentan con una población urbana menor a 25.000 habitantes que se vinculen al área de prestación de un municipio o distrito de los anteriormente señalados.

No. El trámite de legalización del asentamiento es independiente a la aplicación del esquema diferencial de prestación de los servicios públicos. El esquema diferencial de prestación en zonas de difícil gestión, aplica en zonas que ya fueron legalizadas o que, de acuerdo con la certificación que expide el Municipio o distrito, tiene potencial de legalización urbanística o reciben un tratamiento de mejoramiento integral en los planes de ordenamiento territorial. La certificación que debe expedir la entidad territorial, únicamente tiene como objetivo la prestación de los servicios públicos domiciliarios bajo una modalidad especial y atiende a la obligación constitucional de garantizar el acceso a la prestación de los servicios a su población.

No. Ni siquiera el acto de legalización urbanística implica el reconocimiento de títulos de propiedad respecto del inmueble en donde se ubica el asentamiento humano. El esquema diferencial únicamente tiene como efecto habilitar la prestación de servicios públicos por parte del prestador, bajo una modalidad especial, que atiene a la situación de que en estas zonas sus condiciones particulares impiden cumplir con los estándares de eficiencia, cobertura y calidad establecidos en la normatividad general vigente. La certificación que debe expedir la entidad territorial define geográficamente el área de prestación diferencial, las condiciones de las mismas a la luz del plan de desarrollo y el plan de ordenamiento territorial y su condición de haber sido legalizado, ser objeto de un tratamiento de mejoramiento integral o ser susceptible de legalización urbanística.

Sí. Los usuarios de los servicios públicos prestados bajo la modalidad de esquemas diferenciales tienen derecho a acceder a subsidios en las mismas condiciones en que los reciben los demás usuarios del municipio o Distrito. Incluso, en el evento de que los inmuebles residenciales de las áreas de difícil gestión no tengan asignado estrato, el Decreto 1272 de 2017 del Gobierno Nacional permite que se concedan provisionalmente los subsidios que corresponden al estrato 1, caso en el cual podrá conceder el Consejo Municipal hasta un porcentaje máximo del 70 % del consumo básico.

La meta de Agua al Barrio es que en 2022 los proyectos piloto se realicen en, al menos, 30 ciudades, impactando positivamente a 203.000 personas que tendrán acceso al agua potable y saneamiento básico. Actualmente, se han vinculado 13 ciudades a la estrategia, con lo que esperamos culminar exitosamente la conexión de los servicios de acueducto y alcantarillado a más de 171 mil personas.

Las ciudades que están interesadas en la estrategia cuentan con el apoyo del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, a través de asistencia técnica y asesoría en temas relacionados con los esquemas diferenciales de prestación urbanos, legalización de barrios, actualización de planes de ordenamiento territorial, estratificación, acompañamiento en la presentación de proyectos ante el mecanismo de ventanilla única para la gestión de recursos del orden nacional, y los demás temas relacionados con garantizar el acceso al agua y saneamiento básico.

Además, mediante la implementación del esquema diferencial, los usuarios y los prestadores del servicio pueden beneficiarse de los subsidios para acueducto y alcantarillado, lo cual significa una ayuda importante para cubrir los costos de prestación de servicios.

La vinculación a la estrategia de Agua al Barrio no requiere un acto formal o firma de un convenio entre la entidad territorial y el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio. Basta la manifestación de interés en vincularse a la estrategia.

Además, para la implementación del esquema diferencial en áreas de difícil gestión se requiere lo siguiente:

  • El municipio debe certificar como áreas de difícil gestión a aquellos asentamientos o barrios informales que, además de cumplir con los determinantes de POT y el Plan de Desarrollo del municipio, cumplan con las condiciones establecidas para la implementación de esquemas diferenciales en suelo urbano según el Decreto 1272 de 2017.
  • Se debe suscribir un convenio entre el municipio o Distrito y el prestador del servicio, en donde se establecen las responsabilidades en la implementación y ejecución del esquema diferencial.
  • Finalmente se debe elaborar del plan de gestión para pasar a la implementación del esquema y remitirlo a la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios
Modificado el Jue, 27/05/2021 - 19:32